«

»

nov 30

El PP exige priorizar las políticas dirigidas a los gijoneses mayores que viven solos

rueda mayores

  • El portavoz popular subraya que en Gijón, 9.000 personas mayores de 80 años viven solas; 2.200 mayores de 90 años. Pide la celebración de un Consejo sectorial de mayores monográfico.
  • González apuesta por reforzar la comunicación entre las familias y los servicios sociales y potenciar el control no invasivo de estas personas.

OFICINA DE COMUNICACIÓN.- El Grupo municipal del PP ha solicitado la celebración de un Consejo sectorial de mayores monográfico sobre la problemática de los 9.000 gijoneses mayores de 80 años que viven solos, 2.200 mayores de 80 años.
El portavoz Pablo González ha defendido en rueda de prensa la necesidad de abordar esta realidad para optimizar los servicios públicos dirigidos a esta población y sus familias. Así, en esta sesión monográfica del Consejo se encargaría la elaboración de un informe sobre la situación de estos mayores, que posteriormente se elevaría a Pleno, “con el objetivo de que los resultados no ayuden a tomar las decisiones oportunas para enfrentar esta coyuntura”.
A la espera de esta “tormenta de ideas” en la que participen todos los sectores implicados, González ha señalado algunas medidas que considera necesarias para mejorar la vida de este colectivo. Así, ha abogado, por ejemplo, por fortalecer la comunicación entre familias y profesionales de los servicios sociales estableciendo canales de comunicación “permanentes y periódicos”.
Asimismo, ha propuesto la implicación de los centros educativos, a través del voluntariado, para favorecer las relaciones intergeneracionales.
Otra de las propuestas del PP pasa por incrementar el control sobre estas personas “de una manera no invasiva y respetando su intimidad y autonomía”.
En este sentido, añadió que pese a que son 9.000 los mayores que viven solos, de los que el 80% son mujeres, menos de 4.000 son beneficiarios de teleasistencia o ayuda a domicilio.
El popular también incidió en la importancia de hacer especial hincapié en la población mayor que vive en las zonas rurales, con mayores dificultades a la hora de tener un contacto de urgencia.
Para evitar la soledad y otras patologías asociadas a la misma, propuso la puesta en marcha de políticas dirigidas a potenciar la socialización de estas personas a través, por ejemplo, de una “oferta inteligente” de actividades en centros sociales o culturales.
Como conclusión, el popular pidió un liderazgo desde lo público “porque las entidades del tercer sector no pueden abarcarlo todo”, combinando recursos humanos y tecnología.