«

»

mar 11

Nuevas Generaciones pide que se ponga límite a la manipulación política en la Semana Negra

  • La organización juvenil ve con temor el trato que se pueda dar al terrorismo etarra, en un certamen cuyos organizadores ya han anunciado que tratarán lo que ellos denominan “conflicto vasco”

OFICINA DE INFORMACIÓN  |   Nuevas Generaciones vuelve a mostrar su compromiso con la defensa de la despolitización de eventos culturales y sociales celebrados en Gijón, para que año tras año, no se vea cómo determinadas ideologías se ven favorecidas por el constante apoyo que festivales como la Semana Negra brindan en sus programas con ayuda de fondos públicos.

Según la organización, “no se puede tratar un evento de tales magnitudes como un chiringuito político, en el cual estamos cansados de ver año tras año las mismas caras, y donde solo se brinda la posibilidad de expresarse a una minoría muy selecta”. Esta queja viene en parte unida a la clara reducción del principio genuino del evento, la novela negra, en favor de un claro auge de actividades que nada tienen que ver con dicho género. “El aumento de la programación en un 33% es una muy buena oportunidad para enmendar los errores del pasado, e introducir un espectro más amplio y menos político de diversos actos y actividades que inviten a una amplia mayoría a colaborar y asistir”, señalan.

En cuanto a su financiación, Nuevas Generaciones de Gijón se muestra optimista con la reducción del presupuesto por parte del gobierno local, “el incremento de la subvención en 2017 hasta 175.000 euros no hizo más que mostrar el gran interés de la izquierda en mantener su propaganda en nuestra ciudad a costa de todos los ciudadanos, así como la complacencia con la que el gobierno de Carmen Moriyón costeaba las facturas del folclore izquierdista”, dicen desde la organización. A pesar de que el gobierno municipal se vea forzado a recobrar la subvención inicial de 100.000 euros, Nuevas Generaciones la sigue calificando de “excesiva” si ésta no va ligada a una despolitización de los contenidos.

Por último, desde la organización ven con temor el trato que se pueda dar a lo que los propios organizadores definen como “conflicto vasco”. En este aspecto, el presidente de la organización, Andrés Ruiz, advierte que “no vamos a tolerar que se gasten 100.000 euros de todos los gijoneses para poner a los verdugos al nivel de las víctimas, los organizadores no empiezan bien llamando a lo que ocurrió en el País Vasco como conflicto, fue la historia de unos asesinos que intentaron amordazar a toda una sociedad”. Por ello, el presidente de los jóvenes populares señala que “Carmen Moriyón será la responsable si en un recinto subvencionado por las arcas públicas se humilla con mentiras la memoria de las víctimas”.

semana-negra-2014