«

»

may 27

El PP analiza con expertos del Camino las posibilidades del futuro Albergue de Peregrinos

Los concejales del PP, junto a los expertos del Camino, en una de las dependencias de la Casa Paquet que acogerá el futuro Albergue.

Los concejales del PP, junto a los expertos del Camino, en una de las dependencias de la Casa Paquet que acogerá el futuro Albergue.

El portavoz del Grupo Popular, Manuel Pecharromán, y la concejala Maite Menéndez se han reunido esta tarde con los presidentes de la Asociación Astur-Leonesa de Amigos del Camino, José Luis Galán González, y de la Agrupación de Amigos del Camino de Santiago, Laureano García Díez, para recabar sus sugerencias e intercambiar ideas con vistas al futuro Albergue de Peregrinos que se hará en la Casa Paquet, en Cimavilla.

Los responsables populares quieren que este equipamiento, que actualmente están evaluando los técnicos municipales para conocer las reparaciones y obras que necesita, sea “un referente en Europa del Camino del Norte, y por ello buscamos el asesoramiento de los expertos que conocen cómo se gestionan otros albergues, cuáles son los mejores sistemas de promoción, qué otros usos pueden ofrecer y cómo se podrían explotar otros recursos de Gijón vinculados a la ruta jacobea”, afirma Maite Menéndez.

En la reunión mantenida en el Ayuntamiento de Gijón, los concejales populares y los representantes de las asociaciones de amigos del Camino coincidieron en “la oportunidad” que este futuro Albergue de Peregrinos supone para Gijón en cuanto a difusión turística, cultural y gastronómica del municipio.

“Hasta ahora éramos una ciudad de paso, pero el hecho de que vayamos a contar con un punto de referencia para los peregrinos de todo el mundo, aumentará el número de visitantes extranjeros”, afirma Menéndez.

Tras la reunión, los concejales, a los que se sumaron Raquel Vega y Francisco Rodríguez Cubiella, acompañaron a los expertos del Camino a visitar la casa palacio que acogerá el Albergue, un edificio construido en 1918 siguiendo el diseño del arquitecto Miguel de la Cruz, y cuyas dependencias interiores les sorprendieron gratamente.