«

»

feb 13 2013

El PP apremia a Foro a poner en marcha las propuestas comprometidas en la negociación presupuestaria para casos de desahucio

El Grupo Popular ha apremiado hoy al gobierno local a poner en marcha de manera inmediata las medidas, propuestas por el PP y asumidas por Foro en la negociación de los presupuestos de 2013, en materia de vivienda, entre ellas una ‘bolsa’ de viviendas sociales para personas que se encuentren en caso de desahucio y un programa de ayudas al pago de los créditos hipotecarios.

Después de que ayer el Pleno del Congreso aprobase por unanimidad admitir a trámite la Iniciativa Legislativa Popular para hacer frente al problema de los desahucios en caso de impagos en las hipotecas, el Grupo Popular recuerda al gobierno de Foro su compromiso para abordar sus propuestas sobre este asunto.

Conscientes de la dramática realidad que están viviendo muchas familias ante los desahucios y tras la experiencia de un año de trabajo sobre este problema, el Partido Popular de Gijón planteó ampliar y potenciar el Servicio de Intermediación Hipotecaria, puesto en marcha en 2012 en nuestro municipio, gracias también a una propuesta del Grupo Popular.

Además, el PP propuso que se complemente la labor del Servicio de Intermediación Hipotecaria con otros dos programas de ayudas que fueron asumidos por Foro en la negociación de los presupuestos locales. Se trata de  habilitar una ‘bolsa’ de viviendas sociales para personas en caso de desahucio a  través de la Empresa Municipal de la Vivienda. Estas viviendas podrían utilizarse durante un año, prorrogable a otro más.

Otra de las propuestas del PP, también comprometida en la negociación de las cuentas locales, consiste en poner en marcha un programa de ayudas al pago de los créditos hipotecarias para aquellas familias de nuestro municipio que se encuentren en una grave situación económica  y en riesgo de desahucio. Dicho programa establece ayudas de un importe máximo de 300 euros mensuales por un período de dos años, prorrogables por otros dos, y que serían reembolsados en un plazo de diez años sin intereses.